Cadena de la falsa Farmacéutica

Es habitual recibir mensajes que son reenviados a grupos de redes sociales sin pasar el más mínimo filtro crítico. Son mensajes que se viralizan y alimentan el miedo y la desinformación, desde la Red Anti Rumores siempre aconsejamos asegurarnos de lo que se está compartiendo, confirmar las fuentes y que la información que se está ayudando a difundir sea cierta.

La mayoría de las cadenas malintencionadas, además, llevan años dando vueltas por las redes, por lo que es necesario que cada vez más personas decidamos no sólo no continuar las cadenas, sino levantar la voz denunciando la falsedad y la intencionalidad de ese tipo de rumores.

Pues hoy estamos muy content@s, porque uno de nuestros Agentes Anti Rumor (tú también puedes serlo apuntándote aquí) le ha llegado una de esas cadenas y ha decidido enviarnos un escrito para que lo difundamos.

Se trata de Francisco Javier Guerrero un profesional de la farmacia con casi veinte años de experiencia y que no daba crédito cuando le llegó la carta de una supuesta Farmacéutica alertando del abuso que las personas inmigrantes hacían del sistema sanitario.

Esta es la citada cadena:

Y esta la acertada reflexión de nuestro Agente Anti Rumor:

 

“Hace unos días me informaron de un mensaje que se está difundiendo a través de whatsapp. Alerta sobre beneficios injustos e injustificados que los inmigrantes tienen en el Sistema Nacional de Salud de España. No hace falta profundizar demasiado para afirmar que esta comunicación es un RUMOR. Muchas veces el lenguaje utilizado es suficiente para destapar engaños y calumnias. Y, efectivamente, esta es una de ellas.

Cada una de las afirmaciones que se hacen en esta carta es una falacia. Desmontar este bulo es tan sencillo como acudir a nuestra farmacia de confianza o a nuestro médico de cabecera y preguntar sobre la autenticidad de lo que se cuenta; dirigirse, en definitiva, a la fuente adecuada, la que pueda ofrecer certidumbre y convertir una información turbia, sospechosa y peligrosa en otra nítida y manifiesta que no deje lugar a la duda.

Lo cierto es que la cantidad del coste de los medicamentos que cada persona debe abonar está fijado en función de la renta y no de la nacionalidad. Cada ciudadano tiene asignado un código que marca su aportación. Este número oscila entre el 001 y el 006 dependiendo de su nivel de renta. Con esto queda desmontado el infundio, pero me gustaría detenerme, por lo que revela, en algo más: el término Untermenschen. Con esta palabra los nazis se referían a quienes ellos consideraban seres inferiores. Y es un hecho que grupos xenófobos inundan las redes sociales con mensajes de este tipo. Porque son conscientes de que es difícil desactivar un rumor que empieza a rodar con las nuevas tecnologías. Tanto es así que de este mensaje se tiene constancia desde el año 2011. Entonces el autor de la misiva terminaba con un irónico y también muy explicativo: “Gracias Zapatero”.

Por último, simplemente enviando un mensaje, podemos comprobar que la dirección de correo electrónico que indica no es válida. Nunca obtendremos la réplica. Y para que exista comunicación y entendimiento es indispensable la posibilidad de diálogo.

Las respuestas, por lo tanto, debemos buscarlas en organismos y colectivos serios o en individuos expertos en la materia, que nos ofrezcan argumentos aclaratorios, convincentes y, por supuesto, respetuosos. Porque el rigor y la verdad nunca caen en el torpe descalificativo.”

Muchísimas gracias a Francisco Javier Guerrero, cuantas mas personas como él haya, más cerca estaremos de parar los rumores que atentan contra la convivencia.

¡Súmate!

Comparte: Pinterest

    Tu email no será publicado Campos obligatorios *

  • Nombre *
  • Sitio web